Desempleo Juvenil. Por Ignacio Ruberto.

Entre los problemas que atraviesa hoy nuestro país uno de los más apremiantes es el del desempleo juvenil. Las cifras actuales y sus consecuencias sociales presentan un panorama complicado para los jóvenes, los cuales hallan escasas oportunidades laborales, existiendo una gran barrera que es la falta de experiencia.  El gran desafío que debemos afrontar es el de custodiar e incrementar el empleo de jóvenes para lograr un futuro esperanzador.

La Ley 27.110, promulgada el 17 de diciembre de 2014 por el Senado y la Cámara de Diputados de la Nación, declaró al partido de Gral. San Martín “Capital Nacional de la Pequeña y Mediana Empresa Industrial”, a partir de una iniciativa presentada por el diputado nacional (mc) Carlos Brown, presidente del Bloque Fe, con el acompañamiento de sus pares Graciela Camaño (Frente Renovador) y Leonardo Grosso (FPV). Por este reconocimiento, se transforma obligatorio que nuestro distrito sea ejemplo en la producción de empleo, por lo que se deben tomar las mediadas necesarias con el fin de generar inclusión de hombres y mujeres jóvenes en el mundo del trabajo dentro de nuestro distrito.

En las comunidades modernas el primer trabajo esta simbolizado como un evento que señala el fin de la adolescencia y el proceso de formación de una identidad adulta. El acceso a un empleo constituye para parte de los jóvenes un símbolo de mayoría de edad. Por lo tanto, la imposibilidad de conseguir trabajo tiene un efecto negativo sobre la formación de su personalidad[1].

En tal sentido, diferentes estudios muestran que la situación de desempleo juvenil debilita tanto la integración social como la conformación de una identidad como adulto. Asimismo, las investigaciones informan de una asociación significativa entre el desempleo juvenil y el bienestar psicológico medido en términos de frustración, depresión, ansiedad y autoestima[2].

El vicepresidente de la Organización Internacional de Empleadores[3], explica que los países con logros importantes en la promoción del empleo pusieron en marcha políticas de incentivo, tales como disponer alicientes para contratar personal en situación vulnerable.

En América Latina, según la OIT, el 60% de los jóvenes consiguen trabajo en micro y pequeñas empresas, donde las tasas de informalidad son las más elevadas. La creación de empleo es y seguirá siendo uno de los ejes principales que sostienen la economía de un país. Las políticas para favorecer el primer empleo son comunes a varios países que acusan recibo de las dificultades que tienen los jóvenes para insertarse en el mercado laboral[4].

En nuestro país, este conflicto esta instaurado desde hace muchos años y el distrito de Gral. San Martín no escapa a esta problemática. Una gran cantidad de jóvenes, entre dieciocho (18) y veinticinco (25) años de edad, no consiguen empleo, además, otros tantos trabajan en condiciones de informalidad, por lo que es preciso establecer políticas prácticas para atender estas necesidades.

Los inconvenientes primordiales que afrontan la mayoría de los jóvenes para insertarse en el mercado laboral es su falta de experiencia previa, sin embargo, al mismo tiempo, no pueden acumular experiencia si no logran obtener un empleo, lo cual se transforma en un círculo vicioso que afecta el inicio de su etapa laboral, llevándolos casi obligatoriamente a los  sectores informales del trabajo.

El rol del Estado como garante de los derechos de las personas es fundamental para enfrentar esta problemática y el gobierno Municipal, al ser el nivel de gobierno más cercano a la población, debe constituirse en el principal ejecutor de políticas públicas y acciones concretas, para que, de esta manera, los jóvenes que actualmente se encuentran en un estado de vulnerabilidad al no poder conseguir un empleo encuentren en dichas medidas una solución.

La Constitución Provincial y la Ley Orgánica de las Municipalidades, establecen la posibilidad de conceder estímulos de carácter tributario, abriendo de esta forma la posibilidad al Municipio de incentivar la inserción laboral de jóvenes, otorgando a los empleadores una reducción en el importe final a abonar en la Tasa de Inspección de Seguridad e Higiene Industrial.

Asimismo, es importante recordar, que en el partido de Gral. San Martín el valor de la Tasa por Seguridad e Higiene Industrial es del 15‰ (quince por mil) sobre la facturación total, resultando este porcentaje tributario el más alto de toda la región; Morón 13,5 ‰, Ituzaingo 9‰, Tres de Febrero 7‰, Hurlingham 10,15‰, Vicente López 6‰ y San Isidro 13, ‰.

Este porcentaje considerablemente mayor del tributo en comparación con los distritos vecinos, se debería usufructuar en beneficio de la inserción laboral de jóvenes al mundo del trabajo, a su vez, esta medida posee un fin ulterior, ya que todo privilegio en los tributos posee un resultado recaudatorio. La búsqueda de esta concesión en quien tributa lo llevará a la regularización de su situación impositiva, pues deberá  al momento de la solicitud del mismo, no poseer deuda alguna.

El Municipio de Gral. San Martín no puede dejar de asumir un rol activo en la implementación de una política pública dirigida a los jóvenes, es por eso, que en el año 2016 el Concejal Antonio Mazza del Partido Fe, presentó en el Honorable Concejo Deliberante de Gral. San Martín un proyecto de ordenanza advirtiendo y atendiendo la problemática del desempleo juvenil, pero lamentablemente, hasta el momento, el mismo no fue tenido en cuenta, manifestando así un desinterés de muchos por la situación de los jóvenes.

 

NOTAS:

[1] Gross, R. (1994) Psicología: La Ciencia de la Mente y la Conducta. Editorial El Manual Moderno, México, 1994, p. 527

[2] Jahoda M. (1987): Empleo y desempleo: un análisis socio-psicológico. Editorial Morata, Madrid.

[3] Daniel Funes de Rioja, Vicepresidente OIE.(International Organisation of Employers).

[4] La Organización Internacional del Trabajo (OIT) es un organismo especializado de las Naciones Unidas que se ocupa de los asuntos relativos al trabajo y las relaciones laborales. Fue fundada el 11 de abril de 1919, en virtud del Tratado de Versalles.

 

Please follow and like us:

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *